MITO nº4 YA IMPLANTAMOS UN PROGRAMA WELLNESS Y NO FUNCIONÓ

1024 576 Health 4 Workers

MITO #4 YA IMPLANTAMOS UN PROGRAMA WELLNESS Y NO FUNCIONÓ

Antonio, responsable de RRHH en una gran empresa nacional: Me encantaría implantar un programa wellness pero YA LO IMPLANTAMOS Y NO FUNCIONÓ.

En un principio la gente lo intentó, pero finalmente lo retiramos porque muy poca gente lo seguía.

Profesional de Wellness de Health 4 Workers: es algo que muchos responsables de empresas se plantean. ¿Para qué invertir en un programa wellness si ya tuvimos otro y no funcionó?

Si uno de tus problemas es una mala experiencia anterior para poder implantar un programa wellness, no te preocupes más. En Health 4 Workers, hemos tenido en cuenta este problema.

Ya nos hemos encontrado anteriormente con responsables que nos comentan que ya implantaron un programa de este tipo, pero no funcionó.

Si se adapta a las necesidades de cada equipo de trabajo, se escucha al cliente y se establecen unos objetivos, el programa no fracasará.

Te explicamos cómo y porqué.

El denominador común que nos hemos encontrado en los programas de wellness que no han terminado funcionando es que no se ha tenido en cuenta el, cuándo, cuánto, cómo y dónde.

Cuándo:

Estos programas suelen llevarse a cabo después de haber terminado la jornada laboral, pero…

Para hacer un viaje largo y llegar a buen puerto, hacer falta parar a echar gasolina durante el camino. Si se te acaba la gasolina, te paras. Donde quiera que llegues, habrá muchas gasolineras, pero cuando necesitas repostar es durante el camino.

Para no sacrificar tiempo de trabajo, se suelen implantar programas que precisan que los empleados inviertan su tiempo libre para hacerlos, lo cual puede que empiecen bien, pero que con el tiempo dejen de hacerlo ya que, como es normal, prefieren disfrutar su tiempo libre en otras actividades.

Si tu objetivo es que tus empleados rindan más durante su tiempo de trabajo, lo ideal no es desarrollar el programa wellness fuera de la oficina, ya que el momento en el que de verdad lo necesitan es durante la jornada.

Cuánto:

Igual que las medicinas tienen dosis, un programa de bienestar también debe tenerla.

Para quitarnos el dolor de cabeza solo necesitamos una píldora cada x horas, no toda la caja de golpe.

Si el objetivo que perseguimos es movilizar a los trabajadores para que estén más activos y motivados, no necesitamos sesiones de una hora, esto es demasiado, con 20-40 minutos conseguimos mejores resultados.

Cómo:

Sabemos que estamos en la era de la digitalización, pero CUIDADO!!

Muchos programas wellness ofrecen sus servicios a través de una plataforma donde los trabajadores de una empresa pueden acceder y llevar a cabo los ejercicios en el momento que ellos prefieran, con flexibilidad, etc.

Esto conlleva muchos riesgos, sobre todo físicos. Puede ser contraproducente.

Por mucho que veamos un vídeo, no tenemos por qué ser expertos imitadores. Es decir, lo que en el vídeo parece muy bonito y muy fácil de hacer, cualquier persona puede hacerlo mal sin querer, y no habrá nadie que lo vea en directo para corregirlo y prevenir una lesión.

Otro riesgo es el que corre la empresa, creyendo que invierte dinero en una plataforma de este tipo.

Pueden funcionar al principio, pero después de ser la novedad….qué fácil es apagar una pantalla y no terminar la rutina, u olvidarte de ella a los 15 días de haberla empezado.

Si pagamos el gimnasio y no vamos ¿cómo vamos a obligarnos a esto durante un día cargados de trabajo?

Dónde:

Habitualmente en las oficinas no suele haber mucho espacio y por ello el programa wellness debe estar adaptado al espacio disponible. No vale cualquier dónde. Se debe hacer un plan personalizado para cada empresa, cosa que muchos programas no hacen, teniendo un plan ya preestablecido.

Otros ven necesario trasladar a sus empleados a otros espacios ajenos y lejanos a las oficinas, lo cual tampoco funciona ya que se pierde mucho tiempo en el trasnporte.

Ahora ya sabes POR QUÉ ALGUNOS PROGRAMAS WELLNESS FRACASAN y esto ya no es un problema.

Antonio: Tienes razón, pero NO PODEMOS HACER CAMBIOS TAN RADICALES EN LA EMPRESA.

H4W: Antonio hacer grandes cambios siempre da un poco de miedo. La semana que viene, en el próximo post, MITO #5 NO PODEMOS HACER CAMBIOS TAN RADICALES EN LA EMPRESA, resolveremos tu cuestión, no eres el único que se lo ha planteado.

Antonio, de momento puedes visitar nuestra página web www.h4w.es , donde podrás encontrar un resumen de todos los servicios que ofrecemos, o si no puedes esperar, mándanos un email con tus dudas a ana@h4w.es o a info@h4w.es

Tened buena semana y no olvidéis levantaos un ratito de la silla cada hora.

¡¡¡Hasta la semana que viene!!!

Dejar una Respuesta